ODONTOLOGOSECUADOR.com

Artículos para odontólogos

SEDACION  EN  PEDIATRIA

Dra. Patricia Lara Flores

Anestesiólogo Pediatra

patylaraflo@hotmail.com

   
Publicidad

NECESIDAD Y SEGURIDAD 

Actualmente no se concibe que un ser humano sufra innecesariamente dolor o experimente temor y ansiedad ante un procedimiento médico o diagnóstico que con los métodos de analgesia, anestesia y sedación que tenemos hoy en día , pueden llevarse a cabo en entornos seguros que no necesariamente son un hospital o un quirófano. 

En Pediatría es común la utilización de drogas sedantes para producir pérdida de conciencia o memoria durante la realización de algún tipo de examen que, si bien puede no ser doloroso, causa temor al niño, o si éste es muy pequeño, no entiende la necesidad de inmovilidad total para un examen adecuado.  Ejemplo de dichos exámenes son las Tomografías, Resonancia Magnética, Radiografías Panorámicas, etc. 

Cuando los procedimientos implican algún grado de dolor, entramos en la disyuntiva de la combinación de drogas sedantes analgésicas, profundizar la sedación y combinarla con anestésicos locales, o pasar a la anestesia. 

La mayoría de las personas considera que sedación y anestesia no tienen puntos en común, incluso llegan a considerar una sedación como un método exento de riesgos.  No es así.   

En 1992 la Academia Americana de Pediatría publicó un documento que establecía los lineamientos para protocolos de monitoreo y tratamiento de pacientes pediátricos durante y después de una sedación para procedimientos diagnósticos y terapéuticos.  Estos lineamientos formalizaron y definieron los conceptos de sedación conciente, sedación profunda y anestesia general.

 

SEDACIÓN CONCIENTE 

Un estado médico controlado de depresión de la conciencia que permite mantener todos los reflejos de defensa de la vía aérea, el paciente conserva su habilidad de tener su vía aérea libre en forma independiente y continua, permite una adecuada respuesta al estímulo físico o verbal, hay respuesta a órdenes verbales.  Es decir, el paciente está tranquilo, no dormido.  No necesariamente cursa con analgesia, o si se ha combinado un analgésico con el sedante, permite procedimientos de un nivel de dolor muy leve.

 

SEDACIÓN PROFUNDA 

Un estado médico controlado de depresión de conciencia o inconciencia de la cual el paciente no es despertado fácilmente.  Puede acompañarse de una pérdida total o parcial de los reflejos de defensa de la vía aérea e incluye la pérdida de la habilidad para mantener la vía aérea abierta de forma independiente y continua y de responder a los estímulos físicos o verbales de forma intencionada. 

El paciente está profundamente dormido, necesita a veces soporte para mantener una ventilación adecuada, sin llegar necesariamente a intubación endotraqueal.  Permite procedimientos más prolongados con niveles de dolor leve a moderado.  Generalmente se asocia con analgésicos potentes.

 

ANESTESIA GENERAL 

Estado médico controlado de inconciencia acompañado de pérdida de los reflejos de defensa de la vía aérea, de la capacidad de mantener la vía aérea abierta de forma independiente, y del cual no es despertado fácilmente ni responde a estímulos verbales o físicos.  Dependiendo del propósito de la anestesia, se combinan analgésicos y relajantes musculares. 

Otras agrupaciones científicas en los Estados Unidos y en otros países han normatizado estándares de seguridad para llevar a cabo este tipo de procedimientos en sitios diferentes de hospitales y quirófanos. 

Entre ellos están la Sociedad Americana de Anestesiología, The American Academy of Pediatric Dentistry, el Colegio Americano de Médicos de Emergencias, y el Colegio Americano de Radiólogos. 

Teniendo en mente que dichos estándares incluyen monitores y equipos de resucitación y ventilación, se encarece el servicio que se puede prestar a nivel de un consultorio odontológico.  Sin embargo, la posibilidad de la sedación conciente existe, si bien no permite una gran variedad de procedimientos y no muy prolongados, si permite manejar de una manera menos estresante al niño pequeño, nos permite proteger su psiquis puesto que causamos amnesia, y da un margen de maniobra al profesional odontólogo que a veces es suficiente para un examen minucioso o incluso extracciones y curaciones en niños que normalmente ni siquiera colaboran para el examen inicial.

 

Autor:

 

Publicidad
 
 
 
 

CONSULTAS DENTALES

Consulte a nuestros odontólogos gratis aquí

Nombre:

Email:

Ciudad:

Teléfono:

País:

Consulta:

 

 

 
 

Inicio    │    Artículos para pacientes    │    Artículos para Odontólogos    │    Eventos Dentales    │    Políticas de Uso    │    Consultas Online

 

CONTÁCTENOS

Guayaquil Ecuador

 

Copyright © 2003 - 2013

Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.

 
 

Con el respaldo de www.medicosecuador.com